Lo último de Excelencias Cuba
Aeropuertos de Cuba y el futuro post Covid-19

En Blanco y Negro: La necrópolis más antigua de Cuba

Rolando Pujol
22 April 2020 2:25pm

"Si quieres conocer una ciudad visita su cementerio", me decía un viejo historiador que ya hace unos años fijó en la Necrópolis de Colón, su residencia permanente. Desde entonces siguiendo su consejo, cada vez que llego a una ciudad, dentro o fuera de Cuba, hago un tiempo para ver el cementerio.

Los cementerios arquitectónicos patrimoniales son los más interesantes, pues resumen más de 5 mil años de cultura funeraria universal, a través de los monumentos y obras de arte que suelen acompañar a sus inquilinos en el viaje definitivo hacia la eternidad.

Y al mismo tiempo, poseen una identidad arquitectónica en sus panteones y mausoleos que corresponde con las tendencias que prevalecieron en cada época.

Uno de esos impresionantes espacios al aire libre es el Cementerio General de la Ciudad de Camagüey. Al visitarlo uno tiene la impresión de haber llegado a una necrópolis romana de hace dos mil años, aunque en realidad, su estilo es colonial y data de mayo de 1814, fecha desde la cual presta servicios necrológicos ininterrumpidamente; por lo que está considerado como el más antiguo de Cuba, todavía en funcionamiento.

Inicialmente se encontraba localizado en la periferia de la otrora Villa de Santa María del Puerto del Príncipe, y hoy forma parte de esa bella ciudad declarada Monumento Nacional Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Su historia está muy ligada a la iglesia, pues se cuenta que surgió prácticamente en el patio de una; y sus tumbas más antiguas, las del primer tramo, responden a esa tipología típica de entonces, cuando los panteones se adosaban a las pardees, ya fueran de la propia iglesia o de aquellas que delimitaban o marcaban el límite perimetral.

Como cada uno de estos campos santos, en Cuba y el mundo, el Cementerio General de Camagüey puede contar su historia también a través de sus “curiosos” epitafios, como el Dolores Rondón; o hechos insólitos como el de 1873, cuando intentaron quemar el cadáver de Ignacio Agramonte.

Diez mil construcciones funerarias, cada una como testigo de la historia, integran este museo a cielo abierto cargado de monumentos y esculturas, que lo hacen el sitio más decorado de toda la ciudad.

CementerioCamaguey1

 

Cementerio
Fotos Rolando Pujol. Tomadas antes de la Covid-19

 

Back to top