Lo último de Excelencias Cuba
Aeropuertos de Cuba y el futuro post Covid-19

Camagüey, la ciudad cubana de los laberintos

Rolando Pujol
17 May 2020 5:10pm

Camagüey es una ciudad desconcertante cuando uno se enfrenta por primera vez al entramado de calles de su Centro Histórico. Laberínticas unas y sinuosas otras, provocan gran desorientación a primera vista, hasta que se descifra que todo este enrevesado trazado urbano, lo que pretende es impedir el fácil acceso a las plazas y plazuelas de la villa.

El motivo de esta singular orientación laberíntica de las calles camagüeyanas, fue una previsión tomada por los fundadores de la urbe en el lejano siglo XVI, contra el ataque de los piratas y corsarios, creando laberintos de calles para engañar y emboscar a los filibusteros, impidiéndoles el paso.

La Plaza y el Hospital de San Juan de Dios, forman el más sobresaliente conjunto arquitectónico dieciochesco de Camagüey, que ha llegado hasta nosotros prácticamente sin alteraciones. La plaza se formó para favorecer con aire y sol al hospital y la iglesia erigidos en 1728. El edificio tiene dos niveles y una gran influencia mudéjar en el diseño espacial.

En Camagüey, la construcción de sus 14 iglesias siguió el ritmo del progreso ciudadano, tanto más espléndidas cuanto más próspera era la ciudad. De mucho interés son la Parroquial Mayor, las iglesias de Nuestra Señora del Carmen y Nuestra Señora de la Merced, la de Santa Ana, la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y las parroquias de la Soledad y la Caridad, levantadas entre los siglos XVIII y XIX.

Se distinguen también otras plazas como la del Carmen, la del Cristo y la de los Trabajadores, donde una ceiba marca el centro de lo que fue la vieja urbe. La antigua Plaza de Armas, transformada en el Parque Ignacio Agramonte, es otro de los atractivos y bellos espacios abiertos de Camagüey.

Hechas de ladrillo, con techos de tejas de barro a dos aguas, las casas camagüeyanas del Centro Histórico, se inclinan hacia su patio interior, donde invariablemente se encuentra el objeto más útil e imprescindible de la vivienda: el tinajón. Estos grandes recipientes de barro, de boca ancha y obesa estampa, se hicieron tan abundantes y comunes en la ciudad durante cuatro siglos, que Camagüey es asociada irremediablemente con el tinajón como el símbolo que la representa.

CiudadCamagüey

 

Camagüey
Fotos, Rolando Pujol

 

Back to top