Lo último de Excelencias Cuba
Y detrás de una gran Mujer… un hombre

Mira, que llega el frente frío… anuncia Rubiera

Dr. José Rubiera
09 December 2020 11:44am

Con la llegada de los primeros aires invernales de la recién comenzada Temporada Invernal 2020-2021, comienzan a escucharse, como casi en cada invierno, expresiones tales como: ¿Cuánto durará este frente frío?; o, ¿Cuándo se irá este frente frío? Estas preguntas denotan que no siempre se conoce bien lo que es un frente frío…. Porque el frente frío, no produce el frío…..  Así que una buena idea, para olvidarnos un poco del calor que soportamos el pasado verano, es hablar un sobre qué es y qué significan los frentes fríos.

La base teórica.

Ante todo, hay que definir qué es un frente. Debemos iniciar diciendo que la palabra “frente” se tomó “prestada” del lenguaje militar para la meteorología, por los especialistas del ramo de la Escuela Noruega en 1918, que estaban encabezados por el que es considerado su creador, Vilhelm Bjerknes.

Hay que recordar que varios países de Europa habían sido recién devastados por la primera Guerra Mundial, durante la cual los países europeos habían dejado de colaborar en todo, incluso en la meteorología, por lo que cada potencia trataba de lograr su mejor pronóstico del tiempo, de forma individual, algo imposible.

Sin embargo, con el advenimiento de los años 20, justo hace 100 años, el acopio de información, el uso extensivo del telégrafo y la radiotelegrafía, permitió acceder a una información simultánea de todos los lugares y disponer de una idea más clara de cómo funcionaba la atmósfera a nivel global.

La meteorología pasaba de ser una ciencia de sola observación a incorporar la física y las matemáticas a los pronósticos meteorológicos, que fue precisamente la gran labor desarrollada por Bjerknes y sus discípulos. 

A partir de las condiciones iniciales, mediante ecuaciones matemáticas, que englobaban conceptos físicos, los cálculos mostraban la evolución de la atmósfera para las siguientes horas y días, lo que hoy continúa siendo la manera de pronosticar el tiempo. Lo único que ha cambiado, desde la era de estos precursores, ha sido que las modernas computadoras pueden emplear un gran volumen de datos y, con una increíble velocidad de cómputo, mostrar resultados en poco tiempo.

Vilhelm, junto a su hijo Jacob, introdujeron también conceptos que son habituales en la actualidad, como el de “masa de aire” y los “frentes”, junto a las de “frente polar”.

Los noruegos bautizaron con el nombre de “frentes” a las estructuras atmosféricas de forma alargada y estrecha que separa las masas de aire, ya que les recordaba mucho a los posicionamientos de las tropas que luchaban en la Gran Guerra. También adoptaron la misma manera de dibujarlos esquemáticamente, que la que era utilizada en los mapas militares.

Así, que hablemos un poco más de estos conceptos, para llegar a comprender mejor que es un frente frío.

En primer lugar, “masa de aire”, es todo un cuerpo, o “masa” de aire que posee condiciones meteorológicas uniformes y similares, tales como temperatura, humedad, nubosidad, en una gran extensión geográfica. Se extienden por varios millones de kilómetros cuadrados y también se extienden hacia arriba en la atmósfera.  Pueden ser una masa de aire frío (ártica o polar), o una masa de aire cálido (tropical). De acuerdo al grado de humedad, puede ser una masa de aire seco (continental), o una masa de aire húmedo (marítima), a las que están asociadas las grandes áreas de alta presión o anticiclones.

El viento y las corrientes en chorro (a alturas de 10 a 12 kilómetros) empujan a las masas de aire (anticiclones). Las masas de aire frío tienden a moverse hacia el ecuador y las masas de aire cálido tienden a desplazarse hacia los polos. La rotación de La Tierra hace que ese desplazamiento sea mayormente en una dirección diagonal.

Cómo se forman
¿Cómo se forman las bajas extratropicales y los frentes a lo largo del frente polar? En este esquema puede apreciarse el ciclo de vida de un ciclón extratropical A) aparece ondulación a lo largo del frente polar; B) en la ondulación surge la baja con los frentes fríos y cálido; C) En la baja un frente alcanza al otro y se origina un frente ocluido; D) El frente en la baja se ocluye totalmente. Eventualmente se homogeniza la masa de aire y la baja se debilita.

 

¿Y los frentes?

Ya podemos definir los frentes, y observen que aquí empleo el plural, pues se trata de más de uno. Se denomina “frente” a la frontera entre dos masas de aire diferentes, es la línea (o mejor expresarlo como una estrecha zona) que separa a dos masas de aire diferentes. En términos generales, el “frente polar” es línea que divide el aire frío, que desciende desde latitudes polares, y el cálido, que sube desde el ecuador de nuestro Planeta, y prácticamente se extiende sobre casi todo el hemisferio, sobre todo, y más palpable, por el que está en invierno.

Los frentes son entidades de una escala menor, que están asociadas el frente polar en los niveles bajos de la atmósfera. Lo que define el “apellido” que lleve el frente es el sentido del desplazamiento, en que una masa de aire desplaza a la otra distinta. Por ello, hay frentes fríos, calientes, ocluidos y casi-estacionarios.

Hay que decir antes de continuar, que los frentes parten de estructuras que llamamos ciclones extratropicales (En España se les llama también Depresiones o Borrascas). Son centros de baja presión, pero, muy diferentes a los ciclones tropicales. Estos están compuestos por un aire tropical, cálido, húmedo, homogéneo, y la fuente energética del ciclón, es el calor y la humedad oceánica. Sin embargo, los ciclones extratropicales tienen en común con éstos, solamente, en que son ciclones por la rotación de los vientos y la baja presión en su centro, pero en nada más. En cambio, los ciclones extratropicales están compuestos por dos masas de aire distintas, obteniendo su energía a partir de las diferencias de temperatura de las dos masas de aire que le circunda.

De los ciclones extratropicales, parten los frentes. El frente frío es la frontera en la que la masa de aire frío desplaza al aire caliente. El frente caliente es la frontera en la que el aire caliente es el que desplaza al aire frío. Cuando uno de los frentes alcanza al otro, usualmente en las proximidades del centro de baja presión extratropical, entonces le llamamos frente ocluido. Por último, frente casi-estacionario es aquel que representa una frontera en equilibrio, ni el aire frío desplaza al cálido, ni el cálido desplaza al frío, es una frontera que se mueve muy poco, más bien oscila debido al equilibrio existente.

Esquema de la baja Extratropical
Esquema de la Baja Extratropical (Depresión o Borrasca), con un frente frío y uno cálido, mostrando las diferentes masas de aire.

 

Frentes en el trópico.

En Cuba y los países situados dentro del trópico, los frentes ocluidos no existen; los frentes cálidos son muy raros, aunque han ocurrido. Por ello, nos quedan los frentes fríos y los casi-estacionarios, como los más frecuentes en nuestras latitudes.

Pongamos de ejemplo lo que pasa en el occidente de Cuba cuando llega un frente frío. Hablemos del tipo “clásico”, que es el que proviene de una baja extratropical en el Sur o Sudeste de los EE.UU. o del golfo de México. Está precedido por vientos del Sur, cálido y húmedo, del anticiclón del Atlántico, que va en retirada. A la llegada del frente frío, el viento gira al Suroeste, Oeste y al Noroeste; el aire realmente cambia y ahora el aire será seco y frío. Ese nuevo anticiclón trae una masa de aire ártica o polar, según sea su temperatura, y en su avance al sur, y tras su cruce del golfo de México, ya se va modificando algo, aumentando tanto su temperatura como en su humedad respecto a la que poseía anteriormente.

Ese anticiclón impone su influencia por varios días y la masa de aire que trae asociada es la que produce el frío, no el frente, que es solo una frontera, que pasó y se encuentra lejos, a menudo fuera de Cuba.

Las temperaturas más bajas se producen, por el día, cuando el viento trae el aire sobre la península de La Florida hacia Cuba, y el aire casi no se calienta por su cruce por el estrecho de La Florida, ocasionándose fundamentalmente en zonas de la costa Norte occidental y central; y por la noche ocurren unos dos días después de que haya pasado el frente frío, y ya en plena influencia de la masa de aire continental, con los vientos ya debilitados o en calma y en noches despejadas. Funciona entonces el mecanismo de irradiación, por medio del cual, la tierra pierde calor rápidamente, el que escapa al espacio, bajando notablemente la temperatura antes de la salida del Sol. En ese instante se producen las temperaturas mínimas notables en zonas del interior, alejadas de las costas.

El valor récord de temperatura mínima en Cuba es de 0.6 ºC, alcanzado en la noche del 18 de febrero de 1996 en Bainoa, municipio de Jaruco, actual provincia de Mayabeque.

Ese anticiclón continental, en su avance al Este (por ello se le llama además “migratorio”), se transformará en anticiclón oceánico, por el cambio que poco a poco se va produciendo en su estructura, a un anticiclón con masa de aire más cálido y húmeda. Después vendrá otro anticiclón continental, que lo sustituirá, frente de por medio, y comenzará un nuevo ciclo, que se repetirá varias veces en la Temporada Invernal.

Esquema de frente frío
Esquema de frente frío que avanza por el noroeste del golfo de México. Se muestran las masas de aire frío y cálido.

 

El frente frío es también una línea, o zona, de inestabilidad atmosférica, porque la cuña de aire continental hace subir el aire tropical, cálido y húmedo, ocasionando chubascos, lluvias y, en muchas ocasiones, tormentas eléctricas, incluso, aunque es menos frecuente, tormentas locales severas. Hay ocasiones en que el frente viene precedido por una vaguada prefrontal, que concentra en sí los chubascos, lluvias y tormentas eléctricas. Algunas de estas vaguadas prefrontales pueden ser muy severas, como la que ocurrió en Cuba el 13 de marzo de 1993, la mal llamada “Tormenta del Siglo”, y en algún momento les contaré por qué.

Hay otro tipo de frentes frío, algo menos frecuente, que en lugar de “clásico”, llamamos en Cuba “revesino”. La diferencia es que, en el revesino, el aire cambia al revés; en lugar de cambiar, como en el clásico del Sur al Suroeste, al Oeste y al Noroeste, lo hace del Sur, Sudeste, al Este y al Nordeste, hasta implantarse los vientos de rumbo Norte. Los cambios en el tiempo son menos marcados en este tipo de frentes.

Por último, ya definimos el frente casi-estacionario, solo vale destacar que a veces, este tipo de frentes proporcionan una gran cantidad de lluvia en la región donde se produzca su estacionamiento, o mejor dicho, su oscilación, hacia un lado y hacia el otro, y mientras tanto, va acumulando lluvia.

Como ven, el frente frío no ocasiona el frío, sino es el anticiclón o masa de aire frío que bien detrás el que lo hace…… pero el frente lo hace entrar.

Back to top