Lo último de Excelencias Cuba
Servicios al Arte: desde Holguín, para Cuba

“Para observar a Saturno en agosto”

“Para observar a Saturno en agosto”

Si contamos los planetas del sistema Solar desde el Sol hacia afuera, nuestro planeta, la Tierra, es el cuarto, y Saturno es el sexto. Es bastante grande, pues resulta ser el segundo planeta en tamaño y masa después del gigante Júpiter. Tiene además una característica que lo hace distinguirse entre los demás: es el único que tiene anillos visibles desde la Tierra.

El nombre de este planeta proviene del dios romano Saturno. Es parte de los llamados planetas exteriores o gaseosos, ya que su masa está compuesta de gases. Antiguamente, antes de que Galileo apuntara su telescopio a los astros, Saturno parecía como el planeta más lejano, y era totalmente ordinario, pues no se distinguían sus característicos anillos. Las personas en la antigüedad lo veían como una “estrella” dorada que se movía entre las estrellas fijas: era justamente un vagabundo.

El Planeta Saturno en imagen tomada por el telescopio espacial Hubble desde una distancia de 1300 millones de kilómetros.
El Planeta Saturno en imagen tomada por el telescopio espacial Hubble desde una distancia de 1300 millones de kilómetros.

 

Realmente, el primero en observar sus anillos fue Galileo en 1610, pero la baja resolución de su telescopio y la inclinación que presentaban los anillos, le hicieron pensar que eran grandes lunas que orbitaban el planeta. Ya en 1659, con un mejor telescopio, Christiaan Huygens observó con claridad los anillos.

Pero como todo en la ciencia, un descubrimiento lleva a otro más sorprendente. El célebre físico y astrónomo James Clerk Maxwell demostró matemáticamente 200 años después, en 1859, que los anillos no eran un objeto sólido, sino compuesto por millones de partículas, y que éstas giraban en torno al planeta a la increíble velocidad de 48 000 km/h. Baste decir que cálculos posteriores comparan esta velocidad como un movimiento 15 veces más rápido que una bala; así que es mejor que una nave espacial.

A mediados del siglo XX, los astrónomos decían que Saturno tenía tres anillos. Sin embargo, las naves espaciales mostraron después muchos más detalles. Saturno en realidad tiene miles de anillos muy delgados y finamente detallados, hechos de pequeños trozos de hielo. También tiene al menos 82 lunas con órbitas confirmadas, de las cuales solo 53 tienen nombres, y de ellas 13 tienen diámetros mayores de 50 kilómetros.

Los planetas del Sistema Solar
Los planetas del Sistema Solar.

 

¿Por qué les cuento todo esto? Pues, porque en este mes de agosto de 2022 tendremos una excelente oportunidad de ver al planeta Saturno en todo su esplendor, aún si contamos con un modesto binocular, al producirse la oposición de Saturno.

Tamaño de Saturno Comparado con La Tierra
Tamaño de Saturno Comparado con la Tierra.

 

Y si me preguntan que a qué se llama la oposición de un planeta, es el momento que marca la mitad de la mejor época del año para observar un planeta exterior. Ojo, que esto solo vale para los planetas exteriores, ¿y saben por qué? Es que, en la oposición, la Tierra está de espaldas al Sol y de frente al planeta, de modo que podemos ver al planeta totalmente de frente iluminado por la luz del Sol.

La oposición marca la mitad de la mejor época del año para ver un planeta exterior. Comienza a observar Saturno en julio. La oposición de Saturno se producirá el 14 de agosto de 2022, exactamente a las 17:00 UTC, que será el momento exacto en el que la Tierra se encuentre entre el Sol y Saturno, colocando al gaseoso y anillado planeta gigante frente al Sol en nuestro cielo. Claro, que no hará mucha diferencia si se observa unos días antes o después de esa fecha y hora, pero técnicamente la oposición será en un instante, a las 17:00 UTC del 14 de agosto.

Para el momento de su oposición, Saturno estará saliendo por el este al atardecer y será visible toda la noche. Posteriormente, por el resto del año 2022, Saturno será visible por las tardes. Continuará desplazándose hacia el oeste, permaneciendo visible en el cielo nocturno hasta enero de 2023.

Saturno alcanza un máximo anual de brillo en o cerca del momento de la oposición. Por eso es más ventajoso observarlo en la oposición. A mediados de agosto de 2022, Saturno brillará con magnitud de 0,3, saliendo por el Este mientras el Sol se pone por el horizonte oeste. Además, alrededor de la oposición, Saturno estará a su menor distancia de la Tierra para 2022, a solo 73 minutos luz. Esto quiere decir que, cuando veamos la luz el Sol reflejada por el planeta y captada desde la Tierra, habrán pasado 73 minutos desde que fue emitida, o sea, es un viaje al pasado de 73 minutos antes de ese momento. Lo que quiere decir que no está tan cerca. Como comparación, les cuento que la luz viaja a una velocidad de 300 000 kilómetros por segundo. La luz de nuestro Sol, la estrella más cercana, tarda en llegar a la Tierra 8 minutos y 20 segundos. Pueden sacar algunas cuentas.

Casi se me olvidaba contarles que, aunque se podrá ver a Saturno en la oposición perfectamente bien con binoculares, el planeta aparecerá como un disco brillante de forma ovalada, pero no se verán sus anillos. Esa forma ovalada es lo que permitirá ver la poca resolución de los binoculares. Sin embargo, si se emplea un telescopio, aún uno pequeño. Si aparecerán los anillos.

Y si por casualidad el cielo está nublado a la hora de la observación durante esos días, no se desanime, pues Saturno estará en un buen lugar del cielo para ser observado agosto, septiembre y octubre de 2022 y, además, Saturno entra en oposición casi todos los años, aunque ocurre, cada vez, unas dos semanas más tarde en cada año. Ese es el tiempo que tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del sol en relación con Saturno.

Back to top