La nueva situación de los cruceros en Cuba

La nueva situación de los cruceros en Cuba

Las últimas medidas de la administración de Donald Trump contra el turismo cubano interrumpieron el flujo de cruceros en los puertos de la Isla. En este momento, cuando diversos medios ponen la muletilla de que es más “complicado y confuso” viajar al país caribeño para los estadounidenses, el experto cubano José Luis Perelló considera que el panorama actual es un impasse para una recuperación.

En Exclusiva con el Grupo Excelencias, Perelló, profesor de la Facultad de Turismo de La Universidad de La Habana y miembro de la Cátedra de Estudios del Caribe habló sobre el estado actual de dicha industria en la isla, los retos que vienen y sus perspectivas de crecimiento.

“El impacto inmediato a partir del cierre de mayo será aproximadamente 600 mil visitantes menos que suponían los cruceros, teniendo en cuenta que el mes de mayo cerró con un crecimiento del dos por ciento de viajeros en esta modalidad con respecto a igual periodo del año anterior, por lo tanto, estamos hablando de un acumulado de visitantes a bordo de cruceros de 409 mil”, dijo.

“El acumulado de estadounidenses que viajaron a Cuba hasta mayo del 2019 son 335 mil 350, sin contar los cubano-americanos”, agregó.

El académico cubano subrayó que, si bien se han limitado las principales vías permitidas de viajes a Cuba, hasta este momento no se limitan los viajes familiares.

“Eso quiere decir que pudiéramos estar hablando de un once por ciento en el arribo de visitantes para el cierre del 2019 a partir de esta prohibición”, agregó.

“Eso es un impacto fuerte a las proyecciones del turismo cubano. Mi opinión es que lo que hay que fijar en todo momento no son números absolutos, de decir que vamos a llegar a cinco millones o a cinco millones 100 mil, sino proponerse por cientos de crecimiento acordes a la región en la cual está enclavada Cuba”.

EL ESCENARIO CARIBEÑO

Cuba comparte el escenario del Caribe insular y este espacio también ha sufrido la caída de los mercados emisores de turistas, sobre todo del europeo. No es solamente Cuba la que decrece en el caso del arribo de viajeros del viejo continente, observó Perelló.

Añadió que “con un crecimiento como el que está pronosticado para el Caribe (entre el dos y el tres por ciento de crecimiento con arribo de visitantes), nuestro país puede contar con una estrategia comercial que le lleve a seguir la tendencia en el año 2019”.

ESTRATEGIA POLÍTICA ESTADOUNIDENSE

Según la opinión del profesor Perelló, “todos los impactos de la administración republicana actual están dirigidos a entorpecer el turismo cubano, precisamente porque el gobierno lo declaró como un sector estratégico y ahí es a donde van las medidas”.

Ese escenario habrá que reconsiderarlo para el periodo 2020-2021 a la hora de hacer nuevos pronósticos, advirtió.

“Este proceso que yo le llamaría de impasse en el desarrollo turístico permitirá a Cuba preparar aún más el destino turístico ante una posible llegada de estadounidenses, o sea, aprovechar este freno provocado por los propios Estados Unidos para seguir con los mismos planes de desarrollo que ha llevado”, agregó.

Aqu
Back to top