Pinturas ISAVAL inmortaliza “Los colores de La Habana”

26 de Junio de 2019 3:59pm
Alina Tiel
Pinturas ISAVAL inmortaliza “Los colores de La Habana”

La Habana es una de las ciudades más antiguas levantadas por los europeos en América, y su parte vieja, uno de los espacios coloniales más ricos y conservados de la región. A recuperar sus colores ayudó ISAVAL.

El Centro Histórico de La Habana Vieja y su Sistema de Fortificaciones Coloniales entraron en la Lista del Patrimonio Mundial que se aprobó en la Sexta Reunión del Comité Intergubernamental de la Convención del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural, celebrada en diciembre de 1982, en la sede de la UNESCO, París.

La Habana, que cumple orgullosa 500 años de haber sido fundada por los españoles, mantiene sus grandes fortalezas, monumentos barrocos y neoclásicos, calles estrechas y adoquinadas, casas con ventanas, arcadas, balcones, portones y rejas de hierro forjado, patios interiores, jardines, castillos, palacios, muros, construcciones todas históricas y con una magnífica arquitectura.

La Habana Vieja está considerada uno de los principales destinos turísticos de Cuba, un sitio que, a pesar de poseer grandes asentamientos humanos y complementarse hoy con algunas instalaciones ultramodernas y de lujo, se mueve y cambia, pero no pierde su esencia. Y aquí es donde Pinturas ISAVAL marca un hito, una empresa española con representación en la Isla que, en unión con la Oficina del Historiador, se propusieron inmortalizar en una carta y catálogo oficial LOS COLORES DE LA HABANA.

Sobre el proyecto y la empresa conversamos con José Carlos Garrigós Bonet, director del Área Internacional y Representante de la sucursal de Pinturas ISAVAL en Cuba; quien nos ofreció detalles del proyecto, antecedentes de la empresa y su incursión en Cuba.

Hablemos de pintar La Habana ¿Cuándo y cómo surgió el proyecto?

Con una experiencia anterior de dos trabajos realizados de estudios de colores cartas para la rehabilitación de los cascos históricos de Trinidad y Lima (Perú); y teniendo en cuenta la cercanía del 500 aniversario de la fundación de la Villa de San Cristóbal de La Habana, ISAVAL propuso a la Oficina del Historiador, llevar a cabo un proyecto similar que rescatara los tonos originales de la ciudad. 

¿En qué consiste el proyecto?

La Habana Vieja se caracteriza por un espectro de color muy variado donde podemos encontrar tonos con una cromaticidad muy elevada, que contrastan con tonos pastel o piedra, muy típicos en centros históricos de ciudades importantes.

Estudios realizados sobre los muros de fachadas en los edificios construidos desde el siglo XVIII hasta nuestros días, refieren como los colores más frecuentemente utilizados: el ocre, rojo, azul y verde, todos con diferentes matices.

El paso del tiempo, el desarrollo económico, las nuevas construcciones, las modernas tendencias, han derivado a que, en ocasiones, se distorsione el verdadero cromatismo de la ciudad. Y precisamente de eso se trata este proyecto: de rescatar los tonos originales de La Habana, codificarlos y plasmarlos en una carta de colores que los estandarice para preservar la esencia de la ciudad.

De esta forma, se creó un equipo multidisciplinario entre especialistas de la Oficina del Historiador, la empresa cubana de proyectos Restaura y Pinturas ISAVAL, que, partiendo de un estudio previo de edificaciones representativas de las principales calles del Casco Histórico (el llamado Kilómetro de Oro), permitieron elaborar la carta “La Habana Vieja y sus colores” que contempla 164 tonalidades codificadas e identificadas cada una con los inmuebles que la llevan.

El departamento de Tintometría de ISAVAL, tras ensayos detallados de los materiales y los recubrimientos originales del Centro Histórico, ofreció su avanzada tecnología en formulación de color, que va desde la utilización de software de última generación hasta el uso de espectrofotómetros de elevada potencia, pasando por la minuciosa elección de los pigmentos más resistentes para este tipo de recubrimientos.

Es aquí donde ISAVAL aporta toda su experiencia, eligiendo formulaciones de pinturas de naturalezas especiales, donde los colores reciben la máxima protección permitiendo su conservación con el paso del tiempo, en un abanico cromático lo más amplio posible.

Este trabajo permitió la realización igualmente de un libro que plasma el surgimiento de La Habana a partir de sus plazas y el desarrollo del color en sus inmuebles a través de las diferentes etapas de la historia, donde se seleccionaron unos 50 inmuebles significativos del Centro Histórico que han sobrevivido el paso del tiempo, y son estandarte de su época y de los colores que los distinguían.

Para el lanzamiento oficial de la Carta de Colores y el Libro, se han programado una serie de eventos, en coordinación con la Oficina del Historiador, con el objetivo de resaltar el carácter social del proyecto.

Así, el día 5 de julio, tendrá lugar la premiación del concurso infantil de artes plásticas y literatura “Los colores de mi Habana”, una exposición de fotografía de Julio Ángel Larramendi; y una conferencia impartida por Eusebio Leal, el profesor Alfonso Alfonso y el presidente de Pinturas ISAVAL, Santiago Vallejo Izquierdo. Las actividades se cerrarán con un concierto en la Basílica Menor de San Francisco de Asís.

¿Por qué La Habana?

La Habana tiene luz, y esa luz resalta sus colores. Fachadas, cenefas, vitrales, decoraciones murales son testigos de una cultura colonial que ha trascendido los siglos.

Para Pinturas ISAVAL, La Habana cobra una vital importancia ya que es uno de los principales y mejor conservados Centros Históricos de América; además de constituir uno de sus clientes más significativos.

Tener la oportunidad de aportar un grano de arena al importante trabajo de rehabilitación realizado por el Dr. Eusebio Leal Spengler, Historiador de la cuidad y su equipo, supone para Pinturas ISAVAL un enorme orgullo, y un importante reto por la amplia variedad cromática que ostenta La Habana Vieja.

Sobre Pinturas ISAVAL, S.L.

Es una empresa que nació en marzo de 1968 en Valencia, España. Se trata de una empresa familiar, fundada por los tres hermanos Vallejo y dirigida actualmente por la segunda generación de la familia.

Con 51 años de existencia es una de las primeras empresas de fabricación de pinturas en España, con los más avanzados medios de producción e investigación.

En la actualidad Pinturas ISAVAL es líder en el mercado español de pinturas arquitectónicas y decorativas entre las empresas de capital nacional (excluyendo multinacionales), gracias a su decidida apuesta por el mundo de la rehabilitación y la nueva tecnología, así como de su apoyo a la internacionalización de la empresa.

¿Cuándo llegaron a Cuba y cuándo abrieron la sucursal?

Los inicios datan de 1998 cuando ISAVAL se convierte en una de las empresas pioneras en exponer y promocionar sus productos en Centro IC, donde las diferentes empresas extranjeras del ramo de la construcción mostraban el know-how de productos que respondían a las características del sistema empresarial cubano y al ambiente tropical.

Es en 1999 cuando el mercado cubano abre sus puertas a ISAVAL en las principales inversiones turísticas del país para el suministro de productos a hoteles en construcción.

En el año 2008, se funda la sucursal, estableciéndose de manera permanente en Cuba.

¿Cuáles son las obras más representativas en las que se pueden encontrar sus pinturas en Cuba?

Durante los 20 años que ISAVAL lleva en Cuba, se han suministrado productos para importantes obras del país. Prácticamente todos los hoteles en los polos turísticos del país cuentan con productos de Pinturas ISAVAL, ya que, tanto en nuevas inversiones como en mantenimiento, se han venido suministrando a través de las principales importadoras del país, pinturas, masillas, morteros, etc.

Si tuviéramos que mencionar algunas obras representativas, podríamos hablar de la rehabilitación del Centro Histórico de Trinidad, rehabilitación Centro Histórico de La Habana, incluyendo el Capitolio Nacional. Hoteles como el Iberostar Grand Packard, Iberostar Varadero, Royalton Hicacos Varadero, Iberostar Trinidad y muchos otros.

Devolver con respeto los matices, colores naturales y pintura de cal que distinguen el Centro Histórico de La Habana, supone la mejor contribución al futuro de la ciudad que celebra su 500 aniversario. Agradecemos las manos tendidas que fortalecen la cultura entre España y Cuba, así como el empeño por mantener una ciudad donde el pasado y el presente reafirman su historia. Eusebio Leal Spengler, Enero 2019.

Isaval 1

 

ISAVAL 2

 

Back to top
The website encountered an unexpected error. Please try again later.