Una visita a la Cueva del Silencio o de los Panaderos de Gibara

18 de Julio de 2019 2:01pm
Redacción Excelencias News Cuba
Cueva del Silencio o de los Panaderos de Gibara

Gibara es un pueblito pesquero situado en la provincia de Holguín, catalogado Polo turístico en la edición XXXVII de la Feria Internacional de Turismo por su encanto innato, la hospitalidad de su gente, las riquezas naturales, cuevas y especies de la región, donde el 15 por ciento de la flora y 16 por ciento de la fauna es endémica.

En este poblado se encuentra el sistema cavernario la Polja del Cementerio con unas 29 cuevas. Una de las más reconocidas es La Cueva de los Panaderos o Cueva del Silencio.

En visita a este sitio de interés para los pobladores y foráneos tuve la oportunidad de dialogar con el espeleólogo José Eliecer Corella Varona quien integra el proyecto de protección de esta zona desde el 2008 junto a la Oficina del Historiador de esta ciudad, y en alianza con la Fundación Antonio Núñez Jiménez.

Algún dato curioso nos aportó el propio espeleólogo durante el recorrido “Buscando en los libros del siglo XIX vimos que antes se llamaba la Cueva del Silencio, una de las principales cavidades del sector, con un recorrido marcado de 780 metros de longitud y 32 metros sobre el nivel del mar”, afirmó.

 “A principios del siglo XX un grupo de personas de oficio panadero frecuentaban la cueva, aún no se sabe con qué objetivo, pero a medida que iban explorándola iban dejando grabado sus nombres”.

¿Cuándo surge el proyecto de protección de este sistema cavernario?

“El proyecto de protección del área surge desde el 2008 en conjunto con la Oficina del historiador y la Fundación Antonio Núñez Jiménez, cuando hicieron entre los años 2007 y 2008 algunos estudios de espeleología física ya que los vertimientos en los vertederos estaban contaminando la zona. Este proyecto hace que hoy se conserve este sitio de interés”, aseguró Joselín como le llaman cariñosamente.

¿Cuáles especies habitan en esta cueva?

“La cueva tiene un desarrollo total explorado de 3000 metros y posee cuatro niveles en los que se refugian cuatro especies de murciélagos, dos de estas insectívoras, una especie amante de las frutas y otras de aves; gracias a estos, no se encuentran mosquitos en la cueva. También podemos observar el seudoescorpión y el grillo de las cavernas”, alegó.

¿Qué podemos ver en este sistema cavernario? Los agasajados pueden observar diversas estalactitas y estalagmitas en las diferentes galerías, así como diferentes formas que aluden a animales o personajes de películas como el fantasmita Casper de la película dirigida por Brad Silberling en 1995. Otras estalactitas con similitud a una trompa de elefante… Incluso hay un sistema de columna que hace alusión a un marco en el que los visitantes adoran tomarse fotos de recuerdo. Al llegar al final de la cueva se encuentra un lago subterráneo de frías aguas, pero que invita a la inmersión en esta, más aún, si es por estos días calurosos.

Actualmente en conjunto con el espeleólogo y el Museo de Historia Natural de Gibara existen programas para los niños y la comunidad con visitas guiadas y talleres.

Una visita obligada en el oriente de Cuba hacia la Villa Blanca de los Cangrejos, puede disfrutarla con doble motivo si asiste al Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara en el mes de julio. La gran fiesta de las Artes y la naturaleza.

*Con el apoyo y colaboración del espeleólogo José Eliecer Corella Varona

Sendero de camino a la Cueva del Silencio

 

Cueva del Silencio

 

Back to top